La Envidia: una bacteria silenciosa que causa grandes daños

Momentos difíciles el mundo ¡La Buena noticia: Jesús está vivo!
diciembre 13, 2018
Actitud: conoce los errores comunes dentro del cuerpo de Cristo
diciembre 20, 2018
Mostrar todo

La Envidia: una bacteria silenciosa que causa grandes daños

Acciones terribles pueden manifestar las personas por causa de la envidia. Caín se dejó llevar por la envidia y mató a su hermano Abel porque era bendecido (Génesis 4: 1-6). La envidia carcome, molesta a la gente, se introduce en los pensamientos y se apodera de todo lo malo, por eso hay que tener cuidado con ella.

Efectos dañinos de la envidia

  • Niega MI SINGULARIDAD

Seguramente te has preguntado ¿Hay envidia cuando comenzamos a compararnos con los demás? Dios nos diseñó con atributos distintos, NO SOMOS IGUALES. Existen particularidades en cada individuo y eso nos hace diferentes, con errores y defectos, Dios nos creó para cumplir un propósito, así que no nos comparemos con otras personas y sus sueños, todos somos distintos.

RECOMENDADO PARA TI:
Identidad: ¿la conoces?
¿En qué lugar habitas?

  • Desvía nuestra atención

Como seres humanos, es probable que en muchas oportunidades nos ha  desagradado el bienestar de los demás, pero hay que elegir entre seguir el camino de los demás o seguir el camino de Dios.

  • Desperdicia tu tiempo y energía

Eclesiastés 4:4-11

Hoy es el día para preguntarnos ¿A quién envidiamos? Cuidemos de no abrirle una puerta al enemigo a través de la envidia. No envidie al que tiene, la gente envidiosa no es feliz con sus posesiones.

Muchas veces Dios no nos entrega lo que pedimos, porque no le hemos dedicado tiempo a Él.

La envidia no es estimulada solo por desear los bienes materiales de otros, sino por la felicidad de otros. ¡ATENCIÓN! si no controlamos esto puede convertirse en brujería. Seamos felices con lo mucho o poco que tenemos.

La gente te va a odiar porque eres bendecido y la gracia de Dios está en ti. Pero  no puedes perder su bendición por agradar a los demás. No abandones lo que has logrado por causa del mundo.

5 pasos para evadir la envidia

  1. No te compares con otros.
  2. Celebra la bondad de Dios, si otro avanza.
  3. Agradece a Dios lo que tienes y eres, confía en Él cuando la vida parece injusta.
  4. No envidies a los injustos, ni lo que ellos tienen.