La importancia de los clavos
marzo 27, 2018
FE: mi vínculo con Dios
abril 1, 2018
Mostrar todo

Siete días para recordar

“la Semana santa o Semana mayor” es una de las celebraciones más extensas de la historia contemporánea, su desarrollo no se limita a solo 7 días. Estas festividades inician el “Miércoles de ceniza”, que es el primer día de la cuaresma, que representan los 40 días que Jesús pasó en el desierto, culminando con el “Domingo de Resurrección”, es decir la víspera pascual.

Esta festividad es originaria del pueblo judío, ellos celebraban la pascua para recordar como Dios los liberó de la esclavitud de Egipto. La fecha de esta actividad era determinada por el día de la primera luna llena de primavera, razón por la cual la semana santa no tiene una fecha fija.

Para el pueblo católico, este período representa el tiempo litúrgico más intenso, el motivo principal es el estímulo a la oración y reflexión.

semana santaEn un principio, los últimos 7 días de este ciclo, recibían el nombre de “Gran Semana”, hoy se conoce comúnmente como “Semana Santa” y es un recordatorio de los momentos finales de Jesucristo en la tierra.

Origen del carnaval

VEASE TAMBIEN

Los días más representativos de esta semana son:

  • Domingo de ramos: representa la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén, en este primer día se llevan las palmas secas a la iglesia como símbolo de alabanza.
  • Triduo Pascual: son los tres días de la Semana Santa en que se conmemora la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo: Jueves Santo, Viernes Santo y Sábado Santo.
  • Domingo de resurrección: celebración de la resurrección de Jesucristo después de 3 días de su muerte.

En este tiempo pascual, el católico cumple con distintas ceremonias, como procesiones, visita a los 7 templos, viacrucis, autosacrificios (como por ejemplo, caminar descalzos largos trayectos), también se utiliza vestimenta morada, muchos ayunan el día viernes.

La pascua que se celebra en la mayor parte del mundo es muy distinta a las ceremonias realizadas por el pueblo judío, estos últimos mataban un cordero y luego lo comían con vegetales. Hoy, para el pueblo cristiano, el cordero sacrificado lleva el nombre de Jesucristo.

El motivo de la semana santa es correcto si partimos de la premisa: “oración y reflexión”. Lamentablemente, muy pocas personas cumplen con estos aspectos y otros solo oran y meditan sobre sus acciones durante estos 7 días y luego vuelven a incurrir en los mismos errores.

La santidad no se debe limitar a 7 o 40 días, el hecho de alejarse del pecado es una batalla diaria en la que muchas veces se  gana y otras se pierde.

Cada día se vive luchando contra las adversidades que se  presentan. Igualmente, debe vivir celebrando porque Jesucristo  ya se  sacrificó por la humanidad hasta la muerte, nuestra responsabilidad es celebrar su resurrección y el maravilloso regalo de la salvación. Es tiempo de cultivar una relación con Dios y entregarle la vida completamente a Él, el encuentro con Jesús y el Espíritu Santo es una experiencia de más de una semana, pues, a diario hay algo nuevo que conocer, que descubrir, una nueva manera de vivir, ¿estás preparado?

 

Alejandra De G.