Sucedió y sucederá lo contrario

El Carácter: una bendición o una maldición sino se moldea
enero 3, 2019
Mostrar todo

Sucedió y sucederá lo contrario

imagen- contrario -maeli

La Iglesia venezolana está viviendo momentos difíciles. Está viviendo lo contrario a lo que ha establecido Dios. El pueblo que desea vivir sanamente apartado del mal, va a sufrir persecución. Un ejemplo de ello, desde el pasado, ha sido Israel, un pueblo perseguido desde siempre.

Hay  personas armando trampas para que el pueblo de Dios perezca. Sin embargo, a nosotros no nos va a vencer el enemigo. El Todopoderoso está con su pueblo. Levantaremos banderas de victoria y el diablo estará vencido.

 ¡Venezuela es de Jesucristo!¡Volvamos a Jehová! Él nos perdonará!

Todo lo que el enemigo está gestando en nuestra contra, se hará a nuestro favor, pero debemos seguir a Dios ¡Apártese de iniquidad todo aquel que invoque el Nombre del Señor!

Podemos llegar a ser jefes en todo lo que queramos, pero dirigidos por Dios. Seremos cabeza y no cola.

  • Así como Dios dio poder a Mardoqueo y a Ester, así nos lo ha dado a nosotros.
  • Dios también  le dio poder a Nabucodonosor

Es importante tener presente que todo lo que hacemos es para el Padre. Nada debe hacerse para enaltecernos, la Gloria es de Dios.

En el momento en que aceptamos a Cristo, nos convertimos en nuevas criaturas y por eso debemos ser sabios. El enemigo quiere que nos salgamos del orden de Cristo.

Sucedió lo contrario con Daniel

Entonces el rey mandó, y trajeron a Daniel, y le echaron en el foso de los leones. Y el rey dijo a Daniel: El Dios tuyo, a quien tú continuamente sirves, él te libre.

Y fue traída una piedra y puesta sobre la puerta del foso, la cual selló el rey con su anillo y con el anillo de sus príncipes, para que el acuerdo acerca de Daniel no se alterase.

Luego el rey se fue a su palacio, y se acostó ayuno; ni instrumentos de música fueron traídos delante de él, y se le fue el sueño.

El rey, pues, se levantó muy de mañana, y fue apresuradamente al foso de los leones.

Y acercándose al foso llamó a voces a Daniel con voz triste, y le dijo: Daniel, siervo del Dios viviente, el Dios tuyo, a quien tú continuamente sirves, ¿te ha podido librar de los leones?

Entonces Daniel respondió al rey: Oh rey, vive para siempre.

Mi Dios envió su ángel, el cual cerró la boca de los leones, para que no me hiciesen daño, porque ante él fui hallado inocente; y aun delante de ti, oh rey, yo no he hecho nada malo.

Daniel 6 19:22

Cuando Daniel estuvo en el foso de leones no fue devorado, pero todos los demás que fueron arrojados posteriormente sí. Es decir, Dios estaba con Daniel y por eso sucedió lo contrario.

Apóstol Saúl Rojas